Antonio Chaves, Director Nacional de Obras de Adecuación de Activos Inmobiliarios de Grupo Assista nos explica cuales son algunas de las claves para haber conseguido alcanzar el escalón más alto en el ranking de constructoras de SAREB y Fondos de Inversión Privados.

En Grupo Assista disponemos de una dilatada y contrastada trayectoria de más de 25 años en la construcción, rehabilitación y reforma de todo tipo de activos inmobiliarios. Durante todos estos años hemos definido y valorado, con independencia de la dispersión geográfica de los activos, el proceso necesario que engloba cada tipo de construcción, optimizando los plazos de ejecución y el tiempo de respuesta a cada uno de nuestros clientes.

Nuestro sector ha sufrido diferentes vaivenes a lo largo de los años, pero “pienso que la crisis sanitaria del COVID-19 fue un punto de partida importante en la mejora de nuestra operativa, dónde apostamos por llevar al máximo nivel la gestión de este área en cada una de nuestras Delegaciones repartidas a través de todo el territorio Nacional, que aparejada de una continua formación y transformación digital, nos ha posicionado en el lugar donde hoy nos encontramos”. 

Para la puesta en valor de los activos inmobiliarios, desde Grupo Assista hemos apostado por la especialización, digitalización de procesos y una rápida comunicación, aportando una respuesta ágil en todo el proceso. Hemos conseguido mejorar el tiempo de respuesta con cada uno de los intervinientes, cumpliendo con los plazos de ejecución establecidos, mediante planificaciones y controles exhaustivos durante todo el proceso, que proporciona la recuperación del valor de los inmuebles en el menor tiempo posible.

Entre 2020-2021 en Assista hemos superado cualquier expectativa, adecuando más de 300.000 m2 de vivienda residencial procedente de SAREB, de los principales Servicers que operan en nuestro país como Altamira, Haya, Servihabitat, Solvia… así como directos de Banca y fondos de inversión privados, que sin lugar a duda confiaron en delegar sus proyectos en nuestra gestión para poner en valor sus carteras de inmuebles y favorecer su comercialización.

“Para el inicio de 2022 ya contábamos con una cartera contratada de adecuación de promociones de alrededor de 150.000 m2, y a día de hoy, pese a la incertidumbre y situaciones ajenas que han puesto en jaque a nuestro sector, podríamos decir que estamos casi en los niveles de cierre de 2021.Tenemos grandes expectativas para este 2022 y próximo 2023, y es por ello que día a día evaluamos cada uno de nuestros procedimientos, para continuar con todas aquellas acciones de mejora necesarias con las que seguir alcanzando la excelencia en nuestro trabajo, y de esta forma, seguir siendo referentes como empresa constructora al más alto nivel de especialización”.

Gracias a la gestión y compromiso de cada una de las personas que integran nuestro equipo, así como la de nuestros proveedores, seguimos creciendo y dando lo mejor de nosotros, puntos clave en el éxito de la organización.